viernes, 9 de septiembre de 2011

Crimentales para principiantes, nuestro billete fuera de este mundo.

Todos los idiomas (y todas las aplicaciones que se derivan de estos) usados sin los permisos de sus creadores, escritores y guardianes de los derechos de autor. Sin derechos reservados. Todas las partes de este libro se pueden reproducir y transmitir, por cualquier medio posible, electrónico o mecánico, incluyendo especialmente las fotocopias si se hacen a expensas de cualquier empresa que no sospeche nada. Otros medios recomendados incluyen la lectura de fragmentos en nuestras radios libres, reimpresión de panfletos en periódicos confiados, o simplemente firmando esto con tu nombre y publicándolo como si fuera tu propio trabajo. Cualquier reclamación sobre infracciones sobre derechos de autor, defensa de actividades ilegales, difamación de personajes, incitación a los disturbios, traición, etc. debe ser dirigida directamente a vuestro diputado provincial, más como un asunto de defensa que uno civil.

O si... "solo para propósitos de entretenimiento" jodidas ovejas.

Advertencia: La palabra "revolución" que usamos profusamente en estas paginas con una ingenuidad no irónica, puede ser divertida o sorprendente para el lector moderno, convencido como esta de que cualquier resistencia efectiva al status quo es imposible, y por consiguiente no vale la pena ni tomarla en consideración. Amable lectora, te pedimos que suspendas tu descreimiento el tiempo suficiente para que podamos contemplar si si o si no tal cosa valdría la pena si fuera posible. Y entonces que suspendamos este descreimiento más allá, lo suficiente para llamar a este escepticismo por su nombre: !desesperación!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada